Contrato social de Debian

Contrato social de Debian
La versión 1.1 ratificada el 26 de abril de 2004 deroga la versión 1.0 ratificada el 5 de julio de 1997.
El proyecto Debian, creador del sistema Debian GNU/Linux, ha creado el contrato social de Debian. Este documento es una declaración de intenciones por nuestra parte y un conjunto de principios que acatamos. La parte del contrato llamada directrices de software libre de Debian  (Debian Free Software Guidelines, DFSG)— diseñada inicialmente como un conjunto de criterios para definir lo que es software libre—, ha sido adoptada posteriormente por la comunidad de software libre como base para la  definición de Open Source.

Contrato social con la comunidad de software libre
  1. Debian permanecerá 100% libre
    Las directrices de software libre de      Debian (DFSG)      son el criterio que nosotros utilizamos para determinar      si el software es libre o no.      Prometemos mantener el sistema GNU/Linux así como todos sus      componentes completamente libres de acuerdo con este criterio.      No obstante, daremos soporte también a aquellos usuarios que      desarrollen y ejecuten software no libre en Debian pero nunca      haremos que el sistema tenga que utilizar obligatoriamente un      componente que no sea libre.
  2. Contribuiremos a la comunidad de software libre
    Cuando escribamos nuevos componentes del sistema Debian,      los licenciaremos de forma consistente con nuestra definición de      software libre. Haremos el mejor sistema que      podamos, de forma que el software libre tenga amplia difusión y      uso. Enviaremos parches, mejoras, peticiones de los      usuarios, etc. a los autores originales (esto se conoce en inglés como      upstream, N. del T.) del software incluido en nuestro sistema.
  3. No ocultaremos los problemas
    Mantendremos nuestra base de datos de informes de error      accesible al público en todo momento. Los informes de error que los      usuarios envíen serán visibles por el resto de usuarios de forma      inmediata.
  4. Nuestra prioridad son nuestros usuarios y el software libre
    Nos guiaremos por las necesidades de nuestros usuarios y de la      comunidad del software libre. Sus intereses serán una prioridad para      nosotros. Daremos soporte a las necesidades de nuestros      usuarios para que puedan trabajar en muchos tipos distintos de      entornos de trabajo. No pondremos objeciones al software no libre que      vaya a ejecutarse sobre Debian ni cobraremos a las personas que quieran      desarrollar o usar ese tipo de software (no libre). Permitiremos a otros      crear distribuciones de valor añadido basadas en Debian sin cobrarles      nada por ello. Es más, entregaremos un sistema integrado de alta calidad      sin restricciones legales que pudieran prevenir este tipo de uso.
  5. Trabajos que no siguen nuestros estándares de software libre
    Reconocemos que algunos de nuestros usuarios necesitan usar      trabajos que no sigan las directrices de software libre de Debian (DFSG).      Por ello, hemos creado las secciones contrib y      «non-free» en nuestro archivo para estos trabajos.      Los paquetes en estas secciones no son parte del sistema Debian,      aunque han sido configurados para usarse con Debian.      Animamos a los distribuidores de CDs a que lean las licencias      de los paquetes en estas secciones para poder determinar si pueden distribuir      este software en sus CDs.      Así pues, aunque los trabajos que no sean libres no son parte de Debian,      damos soporte para su uso, y proporcionamos infraestructura (como nuestro      sistema de informe de errores y listas de distribución) para paquetes      no libres.

Las directrices de software libre de Debian (DFSG)
  1. Libre redistribución
    La licencia de un componente de Debian no puede restringir a un      tercero el vender o entregar el programa como parte de una distribución mayor      que contiene programas de diferentes fuentes. La licencia no debe solicitar      «royalties» u otras comisiones para su venta.
  2. Código fuente
    El programa debe incluir el código fuente completo, y debe permitir la      distribución en forma de código fuente y en forma compilada (binario).
  3. Trabajos derivados
    La licencia debe permitir modificaciones y trabajos derivados y debe      permitir que estos se distribuyan bajo los mismos términos que la licencia      del programa original.
  4. Integridad del código fuente del autor
    La licencia puede restringir la distribución del código fuente      en forma modificada sólo si la licencia permite la      distribución de parchespatch files) para poder      modificar el código fuente original del programa en el momento de      compilarlo. La licencia debe      permitir explícitamente la distribución de software a partir de código      fuente modificado. La licencia puede obligar a los trabajos derivados a      llevar un nombre o número de versión diferentes del programa original      Esto es un compromiso. El grupo de Debian anima a todos los autores      a no restringir ningún fichero, fuente o compilado, de ser modificado. (
  5. No discriminación contra personas o grupos
    La licencia no debe discriminar a ninguna persona o grupo      de personas.
  6. No discriminación en función de la finalidad perseguida
    La licencia no puede restringir el uso del programa para una finalidad      determinada. Por ejemplo, no puede restringir el uso del programa a empresas      con fines comerciales, o en investigación genética.
  7. Distribución de la licencia
    Los derechos y libertades de uso asociados al programa deben      aplicarse en la misma forma a todos aquellos a los que se redistribuya      el programa, sin necesidad de pedir una licencia adicional para estas      terceras partes.
  8. La licencia no ha de ser específica para Debian
    Los derechos asociados al programa no deben depender de que el      programa sea parte o no del sistema Debian. Si el programa es extraído      de Debian y usado o distribuido sin Debian, pero manteniendo el      resto de las condiciones de la licencia, todos aquellos a los que      el programa se redistribuya deben tener los mismos derechos que los      dados cuando forma parte de Debian.
  9. La licencia no debe contaminar a otros programas
    La licencia no debe poner restricciones sobre otros programas      que se distribuyan junto con el programa licenciado. Por ejemplo, la      licencia no puede insistir que todos los demás programas distribuidos      sobre el mismo medio deben ser software libre.
  10. Ejemplos de licencias
    Las licencias GPL,      BSD, y       Artística son ejemplos de licencias que nosotros      consideramos libres.
La expresión contrato social con la comunidad de software libre fue sugerida por Ean Schuessler. El primer borrador de este documento fue escrito por Bruce Perens, fue modificado por los demás desarrolladores de Debian durante una conferencia por correo electrónico que duró un mes (junio de 1997) y finalmente aceptado como la normativa pública del proyecto Debian.
Posteriormente, Bruce Perens eliminó las referencias específicas a Debian en las directrices de Debian para el Software Libre (DFSG), creando la definición de Open Source.
Cualquier otra organización puede llevar a cabo trabajos derivados a partir de este documento. Por favor, haga referencia al proyecto Debian en tal caso. 

Deja un comentario

Archivado bajo VaRIOs

Los comentarios están cerrados.