Trucos sucios de la policia detencion interrogatorios y otros

Trucos sucios de la policia.
[Algunos consejos por si te detienen]

[ART.1: Todo lo que digas será usado en tu contra]

(versión  eshpañolísima)

Como actuar si la policia te arresta y te somete a interrogatorios.
Este artículo te enseñará los trucos que usa la policía para que te
autoinculpes y olvides tu intención de guardar silencio.

Pretende prepararte para sus métodos no oficiales, así como resaltar la
importancia de guardar silencio y de no intentar engañar a los agentes.
Nunca le digas nada a ningún agente.
Para empezar, es delito hacer falso testimonio a un agente del F.B.I. o
cualquier otro investigador.


Hablando puedes estar cavando tu propia tumba.
Es peligrosísimo ponerles a prueba o subestimarles. Han sido entrenados
en cómo extraer información de las personas y en pillar a los que les
mienten. Han aprendido a hacer hablar a la gente, haciéndoles sentir
asustados, culpables, o maleducados.


Ellos exprimirán nuestro buen corazón y nuestra honestidad para
sacarnos información, incluso no tendrán remordimientos en acosarnos
sin parar. Esta gente prefiere que les mientas a que no hables, así que
¡se fuerte y cierra el pico!


A continuación, hay una lista del arsenal de trucos y artimañas
que los investigadores usan contra los activistas para hacerlos
hablar:


– “Tus amigos nos han contado todo, ¿porqué no haces unas
simples aclaraciones?”. Actuarán como si tus amigos te hubiesen
traicionado, para que tú, en consecuencia, quieras traicionarles a ellos.
Generalmente es mentira, pero en cualquier caso, aunque fuese cierto,
¿cómo te puede beneficiar que te autoinculpes?


– “Si no hablas ahora, volveremos con una citación”. Generalmente
esto es una simple amenaza. Te amenazan con una citación por no tener
suficientes pruebas para citarte. Si hablas, puede que consigan las
pruebas que buscaban para. Lo mejor es callarse. Déjales que traigan
una citación. Como mínimo el 90% de las veces no lo harán, pero si lo
hacen, hay métodos legales y burocráticos de recusar.


– “Si hablas seremos benévolos contigo”. Los agentes te prometerán
el mundo entero para que hables. En cualquier caso, cuando lo consiguen
y la gente se autoinculpa, date cuenta de que nunca les verás firmar
nada que asegure que se mantendrán fieles a sus promesas.
Mienten, no te creas nada de lo que te digan.


– “Sabemos todo lo que has hecho y tenemos todas las pruebas
para encerrarte”. Si este fuese el caso, seguirán adelante, te
condenarán por el crimen y te encerrarán. Casi siempre es falso, pero
algunas veces, te enseñarán la “prueba” que tienen contra ti. La “prueba”
que tienen contra ti muchas veces la han obtenido de forma ilegal (lo
que quiere decir que no puede ser usada en un juicio), o son mentiras
como: “hemos encontrado tus huellas dactilares en los cristales”,
que creen que serán suficientes para asustarte. Te hablan de esas
pruebas ficticias para que te derrumbes y acabes confesando todo,
porque aunque ni sus pruebas ficticias ni las ilegales pueden usarse en el
juicio, tu confesión si que puede, y usarán estas como la mejor prueba
para encerrarte.
La moraleja de esta historia es que lo mejor es no decir nada.


“Pareces ser un chico inteligente y con un futuro prometedor. No
te interesa destrozar tu vida con esto. ¿o si?”. Actúan como si
estuviesen realmente preocupados por tu futuro e intentasen ayudarte.
Pero siempre hay algún motivo que impide que te ayuden si no colaboras
hablando. La verdad es que tú a ellos les importas un bledo. No es más
que otra artimaña para que hables.


– “Este extremismo daña a tu movimiento. Hace que la gente se
enfade y os odie. Ayuda a tu causa diciéndonos quienes son los
involucrados”. Resulta que estos “extremistas” están consiguiendo
tantas victorias a favor de los animales y la tierra que, el tan amado
status-quo del gobierno ya no se sostiene, y han tenido que enviar a sus
cuerpos represores para frenar a estos “extremistas” de forma legal o
ilegal. Intentan usar tu deseo de ayudar a los animales en contra de tus
camaradas. Este método raramente funciona con militantes
experimentados, ya que saben lo efectivos que somos, pero es otro truco
para el que tenemos que estar preparados.


– “Yo apoyo vuestra meta, pero no tus métodos (o los de tus
amigos)” o “mi hija es vegeta”. Otra vez pretenden aparentar que
apoyan la causa, pero tienen que defender la ley, y ¿cómo vas a negarte
a ayudar a este defensor de los animales? Si realmente quisieran
apoyarnos, no acosarían a los activistas que trabajan para cambiar el
sistema. Traicionar a los que luchan no ayuda a nadie.


– “Si no eres culpable, entonces, ¿por qué no hablas?” Esta es una
de sus tácticas mas empleadas. Todos tememos derecho a protegernos a
nosotros mismos, especialmente si sabemos que somos inocentes. En
cualquier caso atacarán y analizarán cualquier cosa que digas para
sacarte más y más información. Si dejases de contestar a sus preguntas
porque van por el buen camino, dirán: “¡aha!, parece que ya no
quieres hablar” o “parece que ya hemos encontrado el fallo de tu
historia”, intentan, una vez mas, hacerte sentir acorralado para
potenciar tu deseo de confesar. Pero incluso cuando seas inocente, no
hables. La inocencia de un activista nunca ha hecho detener a las
autoridades para intentar que condenen a la gente. Es más, cuanto más
hables, mas probabilidades tienes de nombrar a algún compañero, dando
a la policía una víctima mas a la que intimidar e interrogar.


– “Tus supuestos amigos se están riendo de ti. Te están
manipulando para que hagas estas cosas y ahora estás pagando
por ello mientras ellos están libres. Te han usado y ahora se están
riendo de ti”. Los investigadores intentarán ponerte en contra de tus
compañeros (reales o imaginarios) con los que creen que has actuado. Te
dirán que la gente con la que has conspirado te ha utilizado, manipulado
y después te han abandonado. Te preguntarán porqué estas dispuesto a
proteger a esas despreciables personas que se han aprovechado de ti y a
las que no les importa que te hayan pillado y que te enfrentes a años y
años de cárcel. Intentan hacerte dudar a cerca de los otros miembros de
tu grupo de afinidad para darte motivos que justifiquen que les informes.
Una vez mas, te están manipulando, así que no hables.


En cualquier caso, es bueno asegurarse de que tu grupo está formado por
gente en la que confías y respetas completamente, para no creerte nunca
las mentiras de las autoridades.


– Hacer varias veces la misma pregunta. Los agentes te preguntarán
lo mismo muchas veces y de distintas maneras. Así es como suelen pillar
a la gente que trata de engañarles. También les ayuda a sacar más
información a la gente que dice la verdad pero oculta algo. Algunas veces
este método hace venirse abajo a los que no dicen la verdad, así que al
final la acaban diciendo. Nunca creas que los agentes te van a hacer unas
simples preguntas y dejarte marchar, cuanto mas les des, mas te
pedirán, y una vez que hayas empezado a hablar harán cualquier cosa
para que continúes.


– El PAko bueno y el pako malo. Este es el truco más viejo de su
repertorio. Consiste en que un policía utiliza todos los trucos negativos
de la lista anterior (como mentir), mientras el otro utiliza los positivos
(como hacerte promesas). Esto les permite utilizar su arsenal al completo
sobre ti. A veces, el poli malo puede parecer tan enfadado e inestable
que puedes llegar a tener miedo de que te pegue. Entonces es cuando el
pako bueno le pedirá al malo que salga de la habitación para
tranquilizarse. El pako bueno se acercará a ti y te prometerá una condena
muy corta si hablas, pero si no hablas vendrá el poli malo y no sabe lo
que puede pasar, así que declárate culpable para poder librarte de todo
eso.
Una vez mas esto es un truco sucio, así que estate preparado para la
escena del pako bueno y el pako malo.

fUENTE: dESCARGAR EN:

http://documents.scribd.com/docs/fnl0nmue6111who52rj.pdf

Deja un comentario

Archivado bajo Leyes

Los comentarios están cerrados.