¿QUÉ HACER EN CASO DE UNA DETENCIÓN?TUS DERECHOS

¿QUÉ HACER EN CASO DE UNA DETENCIÓN?

 

[México / CIN]

 

por: Argelia Lucero para centro independiente de noticias

 

Pequeñas clases de Derechos Humanos.

 

¿QUÉ HACER EN CASO DE UNA DETENCIÓN?

 

Como jóvenes anarco-comunistas, compañeros activistas o luchadores sociales, debemos estar conscientes de la realidad en la que nos desenvolvemos.

 

Fácil es creer que ser activista radica en la mera idea de lanzar una molotov o cerrar una avenida importante.

 

El objetivo de este texto es que te informes, que conozcas tus derechos y sepas cómo ejercerlos aunque no creamos en la ley establecida por la gran burguesía mundial.

 

Si bien es cierto, y como muchos hemos llegado a creer, los Derechos Humanos son una tontería o “cosas de comeflores” como alguien alguna vez me dijo; sin embargo, debemos entender que éstos son sólo herramientas con las que podemos apoyarnos para lograr un verdadero cambio si es lo que nos proponemos.

 

Recuerda que nos hace falta más gente afuera, en las movilizaciones, organizándose e instruyéndose que mártires en la cárcel.

 

Primero que nada… ¿Qué es considerado como un preso político? Se considera Preso político a aquella persona que se encuentra en prisión por la fabricación de delitos que se asocian a motivos políticos.

 

Los presos y perseguidos políticos o de conciencia, pueden estar acusados de diversos delitos ya sea del orden federal o del fuero común; algunos penalidades bajas que pueden salir bajo fianza; otros están acusados de delitos graves y por lo tanto, los beneficios que se pudieran lograr serían limitados.

 

Pero en todos existe un común denominador: su proceso tiene serias irregularidades, sobre todo cometidas por el Ministerio Público y su policía Judicial; y existen fuertes indicios de falta de independencia del Poder judicial en relación con el Ejecutivo. Además la mayoría se encuentra en la casi total indefensión jurídica y fueron objeto de violaciones graves a los derechos humanos, y muchos de los casos se encuentran en seguimiento de los instrumentos de la ONU (Organización de las Naciones Unidas) y la OEA (Organización de Estados Americanos) o han sido objeto de recomendaciones de la CNDH (Comisión Nacional de los Derechos Humanos) o de las CEDH (Comisiones Estatales de Derechos Humanos).

 

RECOMENDACIONES:

 

 

Aunque suene burdo, es importante que retomemos esas clases de civismo que tanto odiábamos en la primaria. Aprender cómo está constituido el aparato contra el que luchamos es básico para saber cómo moverse y qué mando sigue a qué mando.

 

 

TUS DERECHOS

 

2.1. Así como en las películas y series :  Tienes derecho a guardar silencio.

 

2.2. Conocer los delitos por los cuáles se te acusa y quién te acusa. Si no lo hacen, esto es una detención ilegal.

 

2.3. Acceso a asesoría legal. Recuerda que para los menores de edad, este derecho está suprimido ya que los únicos que pueden ser tus asesores son tu familia (pero ojo con esto: lo más recomendable es que busques asesoría en caso de violación a tus Derechos Humanos)

 

2.4. A no ser incomunicado. Tienes derecho a una llamada efectiva (es decir, hasta que te contesten).

 

2.5. A la no tortura. (Si estás conciente de lo que conlleva ser activista/ luchador social, debes tener entre tus teléfonos de emergencia de los que tenga conocimiento tu familia o alguien de confianza, algún teléfono de alguna ONG de Derechos Humanos que pueda ver por tí.

 

2.6. A un exámen médico. Usualmente los doctores se hacen de “la vista gorda” en los casos de tortura y lesiones. A fin de evitar esto, tienes todo el derecho de exigir ver qué es lo que escriben en el registro y exigir que pongan todas las molestias que tienes, etc.

 

3. DECLARACIÓN

 

Primero que nada, debes saber que desde el momento en que te detienen, es obligación de la policía entregarte inmediatamente al Ministerio Público (MP); en la mayoría de los casos, lo que hacen es llevarte a MP’s lejanos a los cuales la “presentación inmediata” puede durar 1 hora o más, tiempo que utilizan para la tortura a fin de hacerte firmar documentos como declaraciones en lo que te inculpas de actos que usualmente no cometiste.

 

NO DEBES FIRMAR NADA HASTA QUE CUENTES CON ASESORÍA JURÍDICA.

En México, la primera declaración es primordial para los juicios, por eso, un ejemplo de declaración alterna al “voto de silencio” que puede ser un arma de doble filo, puede ser la siguiente:

 

“En tanto que no tengo conocimiento de los delitos por los cuales me mantienen retenido y no tengo abogado por el momento, quiero declarar que me detuvieron de esta forma (…) y en el trayecto sucedió esto (…), mientras los policías me trataron de esta forma (…), han violado mis Derechos Humanos de esta forma (…) y hasta tener asistencia jurídica de mi confianza no ampliaré mi declaración”

 

Es importante que investigues cuáles son tus Derechos Humanos, tus garantías individuales básicas para realmente aventarte a este rollo.

 

Nadie dijo que sería sencillo pero aquí seguimos con la mano en alto.

 

Por ahora, los dejo con lo básico para que vayas investigando por tí mismo otros mecanismos de defensa. Pronto escribiré más sobre otras cuestiones legales que debes conocer.

 

 

¡SEGUIMOS EN PIE DE LUCHA!

 

nota: Si bien los datos (del original) corresponden a México se considera IGUAL y válido  para todos los países .

Recopilado el miércoles 03 de marzo, 2010  desde  cinoticias.com  (centro independiente de noticias)

 

Deja un comentario

Archivado bajo Leyes

Los comentarios están cerrados.