Las leyes vigentes más ridículas del mundo

Las leyes vigentes más ridículas del mundo

leyes

La revista Times ha catalogado una peculiar lista. Se trata de las leyes más absurdas que están vigentes en la actualidad, y aunque en muchas ocasiones éstas ya no se aplican por ser ridículas, todavía existen, y quien sabe cuando algún juez pueda aplicarlas.


La mayoría de ellas son antigüas, y fueron aprobadas hace años en sociedades muy distintas a las actuales. Pero, aunque parezca una broma, todavía no fueron retiradas del código civil de los lugares a los que se hará referencia:

– En Bahrein, un doctor puede examinar los genitales de una mujer, pero tiene terminantemente prohibido mirar a ellos directamente durante el examen, y sólo puede ver su reflejo en un espejo.

– En Shawnee, Oklahoma, es ilegal que tres o más perros “se reúnan” en una propiedad privada sin el consentimiento del dueño

– Los barcos de la Armada Real Británica que entran al Puerto de Londres deben proporcionar un barril de ron a los encargados de la Torre de Londres.

– En Vermont (Estados Unidos) , las mujeres necesitan un permiso firmado de sus maridos para usar dentadura postiza.

– Es ilegal morir en el Parlamento británico.

– Es ilegal en Wilbur, Washington, montar un caballo feo

– En la ciudad de York (Inglaterra), es legal asesinar a un escocés dentro de las antiguas murallas, pero sólo si él lleva un arco y flechas.

– En El Salvador, los conductores ebrios pueden ser castigados con la muerte ante un pelotón de fusilamiento.

– En Indonesia, la masturbación está penada con la decapitación.

–  Carmel, Nueva York, tiene una ordenanza que prohíbe a los hombres llevar chaquetas y pantalones que no vayan a juego

– En Ohio, EE.UU, es ilegal tener un pez borracho.

– En Tulsa, Oklahoma, va contra la ley abrir una botella de soda sin la supervisión de un ingeniero con título

– En Francia, es ilegal poner de nombre a un cerdo Napoleón.

– En Chile el código penal en su artículo 8º inciso cuarto dice:“Exime de toda pena por la conspiración o proposición para cometer un crimen o un simple delito, el desistimiento de la ejecución de éstos antes de principiar a ponerlos por obra y de iniciarse procedimiento judicial contra el culpable, con tal que denuncie a la autoridad pública el plan y sus circunstancias.” En otras palabras: “Que si planeo cometer un crimen, y decido no llevarlo a cabo, debo ir a acusarme para ser perdonado.

Extraído de:

Deja un comentario

Archivado bajo Leyes

Los comentarios están cerrados.