COntrol de Identidad.- $hile

ley 19.789,

En lo que se refiere al control de identidad, en dichos documentos, en síntesis, se señala:

  1. En casos fundados, todo funcionario policial podrá, sin orden previa, solicitar la identificación de cualquier persona.

El Art. 85 señala dos casos fundados en que se permite a la policía solicitar la identificación de una persona, lo cual no excluye que existan otras situaciones en que pudiera la policía proceder de esta manera.

El primer caso se define por la ley en la existencia de indicios de haber cometido o intentado cometer la persona un crimen, simple delito o falta, o de disponerse a cometerlo. Tales indicios deben fundarse en circunstancias concretas de la conducta del sujeto que la hagan sospechosa.

Constituye, asimismo y este sería el segundo caso fundado la existencia de indicios de que la persona pudiere suministrar informaciones útiles para la indagación de un crimen o simple delito o falta.
  1. En caso de una situación de flagrancia, la persona deberá ser detenida y se seguirá el procedimiento indicado en los artículos 129, 130 y 134 del C.P.P.

  1. La identificación se realizará en el lugar en que la persona se encontrare, por medio de la exhibición de documentos de identidad expedidos por la autoridad pública.

  2. Si de la simple observación de los documentos que acrediten la identidad, las policías llegan a la conclusión de que han sido falsificados, deberán proceder conforme al procedimiento de los delitos flagrantes a que se refieren los Arts. 129 y 130 del nuevo Código y dar aviso inmediato al fiscal de turno.
  3. Se le darán facilidades a la persona para encontrar y exhibir estos documentos. Si habiendo recibido las facilidades del caso no le fuere posible hacerlo en forma satisfactoria, el funcionario a cargo la conducirá a la unidad policial más cercana, para procurar una identificación satisfactoria por otros medios distintos. Si no resultare posible acreditar su identidad, se le tomarán huellas digitales para fines de identificación.
  4. Cuando a juicio del jefe de la unidad policial de la negativa de identificación por parte de la persona deba temerse grave perjuicio para la investigación de un hecho determinado constitutivo de crimen o simple delito, lo pondrá en conocimiento del fiscal por el medio más expedito, quien podrá, si lo estima procedente y pertinente, solicitar dentro del plazo máximo de seis horas que puede durar el procedimiento de control de identidad, una orden judicial de detención en los términos del art. 127 C.P.P. (detención judicial).
  5. Sin perjuicio de lo anterior, la persona que se niegue a identificarse u oculte su verdadera identidad o diere un domicilio falso, deberá quedar citada a presencia del fiscal, previa comprobación de domicilio, para los efectos de hacer efectiva la responsabilidad que le corresponda por la falta tipificada en el Art. 496 Nº 5 del Código Penal.

  6. Cuando a consecuencia de la identificación de la persona se compruebe que existe una orden judicial de aprehensión pendiente en su contra, el personal policial procederá a cumplir dicha orden, informando al fiscal y llevando a la persona a presencia judicial en la forma y dentro del plazo de 24 horas prescrito por el art. 131 C.P.P.
  7. Conforme a la modificación del artículo 134 del Código Procesal Penal, introducida por la ley 19.789, el imputado podrá ser detenido si son sorprendidos en forma flagrante en la comisión de alguna de las faltas contempladas en el Código Penal en los artículo 494 N°4, 5 y 19; artículo 495 N° 21 y artículo 496 N°5 y 26.
  8. Conforme a esa misma modificación se estableció la obligación de la Policía de informar al fiscal, de inmediato, de la detención de una persona por la falta flagrante antes indicada y indicándose en el Oficio N°53 de 2002, que con ello el fiscal adquirió una nueva obligación a en cuanto a decidir si deja sin efecto la detención u ordena que el detenido sea conducido ante el juez en el plazo de 24 horas. Se hizo ver que los eventos por los cuales el fiscal podía dejar sin efecto la detención, dependía naturalmente de las circunstancias de hecho de cada caso.

2.- Modificación legal

El texto legal que se comenta, modifica en materia de control de identidad tanto el Código de Procedimiento Penal como el Código Procesal Penal.

En lo que se refiere al Código Procesal Penal, modifica su artículo 85 en los siguientes aspectos:1

  1. Reemplaza en el inciso primero la palabra “podrán” por “deberán”.

Su actual texto faculta a los funcionarios policiales para solicitar la identificación de cualquiera persona, en las circunstancias que se indican.- Con la modificación ello se hace imperativo, haciéndolo un trámite obligatorio si a juicio de los funcionarios respectivos las personas se encuentran en los casos o hipótesis que detalla el mismo artículo 85.

  1. Sustituye el inciso cuarto del artículo 85 por 3 nuevos incisos.

El inciso sustituido establecía que el control de detención debía realizarse en la forma más expedita posible, que no podía extenderse por más de 6 horas y que el abuso en su ejercicio puede ser constitutivo del delito previsto y sancionado en el artículo 255 del Código Penal.

Los incisos sustitutivos disponen que:

    • El conjunto de las diligencias a que de lugar el control de identidad no podrá exceder de 6 horas, transcurrido el cual la persona deberá ser puesta en libertad, salvo que “existan indicios de que ha ocultado su verdadera identidad o ha proporcionado una falsa” o si “se niega a acreditar su identidad”.
    • El segundo de los incisos agregados, que pasa a ser quinto dispone las situaciones en que, con motivo del control de identidad, la policía procederá a detener a la persona como autor de la falta prevista y sancionada en el N°5 del artículo 496 del Código Penal2, en cuyo caso la policía deberá informar de inmediato de la detención al Fiscal quien podrá dejarla sin efecto u ordenar que el detenido sea conducido ante el Juez dentro de un plazo máximo de 24 horas contados desde el momento de la detención, y si el fiscal nada manifestare, la policía deberá presentar al detenido ante la autoridad judicial en el plazo indicado.
    • El tercero de los incisos agregados, que pasará a ser el sexto inciso del artículo 85, dispone que los procedimientos dirigidos a obtener la identidad de una persona deben realizarse de la manera más expedita posible y el abuso en su ejercicio podrá constituir el delito contemplado en el artículo 255 del Código Penal3, esto es, de abusos contra particulares.

1 Texto actual del Código Procesal Penal (incluida la modificación de la Ley Nº19.789).

Art. 85. Control de identidad. Los funcionarios policiales señalados en el artículo 83 podrán, además, sin orden previa de los fiscales, solicitar la identificación de cualquier persona en casos fundados, tales como la existencia de un indicio de que ella hubiere cometido o intentado cometer un crimen, simple delito o falta, de que se dispusiere a cometerlo, o de que pudiere suministrar informaciones útiles para la indagación de un crimen, simple delito o falta. La identificación se realizará en el lugar en que la persona se encontrare, por medio de documentos de identificación expedidos por la autoridad pública, como cédula de identidad, licencia de conducir o pasaporte. El funcionario policial deberá otorgar a la persona facilidades para encontrar y exhibir estos instrumentos.

Durante este procedimiento, la policía podrá proceder al registro de las vestimentas, equipaje o vehículo de la persona cuya identidad se controla.

En caso de negativa de una persona a acreditar su identidad, o si habiendo recibido las facilidades del caso no le fuere posible hacerlo, la policía la conducirá a la unidad policial más cercana para fines de identificación. En dicha unidad se le darán facilidades para procurar una identificación satisfactoria por otros medios distintos de los ya mencionados, dejándola en libertad en caso de obtenerse dicho resultado. Si no resultare posible acreditar su identidad, se le tomarán huellas digitales, las que sólo podrán ser usadas para fines de identificación y, cumplido dicho propósito, serán destruidas.

Los procedimientos dirigidos a obtener la identificación de una persona en los casos a que se refiere el presente artículo, deberán realizarse de la forma más expedita posible, y el abuso en su ejercicio podrá ser constitutivo del delito previsto y sancionado en el artículo 255 del Código Penal. En caso alguno estos procedimientos podrán extenderse en su conjunto a un plazo superior a las seis horas, transcurridas las cuales la persona que ha estado sujeta a ellos deberá ser puesta en libertad.

2 Falta que castiga al que “ocultare su verdadero nombre y apellido a la autoridad o a persona que tenga derecho para exigir que los manifieste, o se negare a manifestarlos o diere domicilio falso”.

3 El artículo 255 del Código Penal dispone “el empleado público que, desempeñando un acto del servicio, cometiere cualquier vejación injusta contra las personas o usare de apremios ilegítimos o innecesarios para el desempeño del servicio respectivo, será castigado con las penas de suspensión del empleo en cualquiera de sus grados y multa de once a veinte unidades tributarias mensuales”.

EXTRAído desde defensoría legal

——————————————————-

Declaración Pública sobre nueva Ley de Control de Identidad que restablece la Detención por Sospecha

Imprimir E-mail

24 de Mazo de 2004

La Corporación de Promoción y Defensa de los Derechos del Pueblo, CODEPU, manifiesta públicamente su absoluto rechazo a la ley de control de identidad recién aprobada por el Congreso, que otorga a las policías de Carabineros e Investigaciones la facultad de retener a las personas hasta por seis horas, a objeto de acreditar su nombre ante la sospecha fundada de haber cometido un ilícito; además de facultarlos para allanarla si no acredita su nombre.


1. Esta ley restablece de forma simulada la antigua ley de detención por sospecha, derogada el año 1998.  En el Tercer Informe Periódico del Estado de Chile sobre la Convención contra la Tortura y Otros Tratos o Penas Crueles, Inhumanos o Degradantes, recién presentado ante Naciones Unidas, el propio Estado chileno informa de avances logrados en derechos humanos al interior del país, al derogar la ley de detención por sospecha. Después de esta ley, ¿Chile informará de este retroceso?.


2. Este tipo de legislación atenta claramente contra la libertad de las personas; pero sobre todo, permitirá la reproducción de una conducta policial discriminatoria, especialmente en contra de los jóvenes y los pobres del país.


3. Preocupa observar como el sentimiento de inseguridad creado por la delincuencia se manipula por sectores de poder, y en base a ello, presionan para instaurar políticas de seguridad pública que restringen las libertades y los derechos, exigen dotar a las policías de facultades extraordinarias de intervención que favorecen las conductas represivas, endurecen los procedimientos judiciales, alargan los castigos penales, y reclaman la reinstauración y aplicación de la pena de muerte.

4. El concepto de seguridad ciudadana y de orden público imperante, vinculado cultural e históricamente a tareas represivas, esta muy lejos de uno ligado a una cultura de respeto a los derechos humanos y promotor de un Estado Democrático de Derecho.


Santiago, 23 de marzo de 2004

Extraído desde :

http://www.codepu.cl/index.php?option=com_content&task=view&id=678&Itemid=44&lang=es

Deja un comentario

Archivado bajo Leyes

Los comentarios están cerrados.