En Valdivia, manifestación pública en rechazo a proyectos destructivos


En Valdivia, manifestación pública en rechazo a proyectos destructivos

1 de julio de 2010

Con una marcha por las sureñas calles de Valdivia, con lienzos, cantos y mucho ánimo, diferentes organizaciones ciudadanas y mapuche se unieron buscando manifestar el gran rechazo que generan iniciativas extractivas, contaminantes e inconsultas en los habitantes de diferentes territorios amenazados. Así, se dieron cita principalmente sureños. Habitantes de la región de los Ríos en su mayoría, aunque sin dejar de mencionar que a nivel nacional, un tema relevante como las Represas en la Patagonia -proyecto que amenaza a muchas regiones con el paso del cableado- también formó parte de la convocatoria. Ello no implica que se pase por alto las legítimas demandas que involucran a los valles, los glaciares, los agricultores y todo lo amenazado por mineras, termoeléctricas, esto se trató de una iniciativa tendiente justamente a la coordinación.

Diferentes conocedores de las temáticas y entre ellos algunos dirigentes dieron a conocer sus argumentos para defender los territorios, las personas y la vida. Dejando en claro que las decisiones políticas, son las que están volviéndose en contra –erróneamente- contra quienes queremos un futuro sin contaminación y sin destrucción. Respetando para ello ríos, mar y territorios en general.

Representantes del Parlamento de Koz-Koz, miembros del Comité de Defensa del Mar, integrantes de los Jóvenes Tehuelches, adherentes de Acción por los Cisnes, entre otros, se congregaron el miércoles 30 de junio y coincidieron en emitir la siguiente declaración que compartimos.

Declaración Pública de las organizaciones convocantes:

1.- Detener cualquier proyecto o ingreso hasta que esté en marcha la nueva institucionalidad ambiental. Esto se justifica, puesto que el cambio de la misma, alude a la deficiencia del actual proceso de evaluación de impacto ambiental por los órganos que intervienen en dicho proceso. De esta manera, no sólo se estará evitando los muchos males derivados del mismo, sino también ayudando a corregir el rumbo de nuestro país y sociedad, en el sentido de la mejora y sustentabilidad ambiental que significaría la nueva institucionalidad. Continuar trabajando con el actual sistema, es sinónimo de una nula responsabilidad con el medioambiente.

2.- Esperamos que las nuevas autoridades reevalúen proyectos aprobados, como lo son: la Central San Pedro y el polémico ducto de Celco en la caleta de Mehuin, cuyos procesos de validación no apelan a una decisión técnica y participativa por parte de la ciudadanía. Hechos que demostraron la permanente voluntad política de los gobiernos de la Concertación, los que fueron castigados en la última elección presidencial, costo político que heredaron las actuales autoridades y de las cuales exigimos, hoy se hagan cargo.

3.- Hacemos un llamado, a las nuevas autoridades a respetar y hacer cumplir las leyes con las que el estado de Chile se ha comprometido internacionalmente, es por ello que exigimos la aplicación integral del Convenio 169 de la OIT.

4.- No aceptamos la evaluación de proyectos en forma individual, donde el impacto socioambiental vaya de la mano, es el caso de la colosal línea de transmisión de más de 2.300 kilómetros que conectaría el Complejo Hidroeléctrico de Aysén con Santiago y cuya evaluación no se hizo al aprobar Hidroaysén. En circunstancias de que se trata de proyectos absolutamente indivisibles, conciliando la utilidad de los proyectos desde la perspectiva de los inversionistas y no con sentido público y sistemático, por lo tanto es imperante que el Gobierno se haga parte de esta discusión.

5.- Que el gobierno actual se defina contundentemente en pos del desarrollo y la masificación de de energías renovables alternativas, solar, eólica, biomasa, micro hidráulica, etc. con una adecuada y racional administración de nuestros recursos naturales tendientes al bien común y no al beneficio de unos sobre otros.

6.- En conjunto con el punto anterior, solicitamos la definición de la línea del gobierno frente a temas ambientales y el cuidado de los recursos naturales, ya que las últimas acciones dicen relación con la afectación de más de 2000 hectáreas del parque nacional Lauca. Decreto 654 de mina gris han puesto en duda el rol del Estado para con la diversidad biológica, así como la eficiencia y confiabilidad de los sistemas creados con ese fin. Las medidas nombradas han privilegiado directamente iniciativas que van en desmedro del patrimonio natural de la nación.

Finalmente, dejamos de manifiesto que las movilizaciones continuaran, mientras el actual gobierno haga oídos sordos a las demandas ciudadanas que buscan hacer cumplir la garantía constitucional de vivir en un medioambiente libre de contaminación, siguiendo la actitud política que continuaron los gobiernos de la concertación.

Las organizaciones que hemos convocado a esta marcha son:

Jóvenes Tehuelches

Centro Cultural Pablo Neruda

Colegio de Antropólogos

Red de Mujeres

Movimiento por la Defensa del Mar

Federación de Estudiantes UACH

Conservación Acción

Acción por los Cisnes

Parlamento de Koz Koz

Izquierda Cristiana, JJ.CC.


Movimiento por la Defensa del Mar.

Movimiento por la Defensa del MAr, no al ducto de Celco en Mehuin:

http://movimientoporladefensadelmar.wordpress.com/2010/07/01/en-valdivia-manifestacion-publica-en-rechazo-a-proyectos-destructivos/


Deja un comentario

Archivado bajo CoMuniCaDos PúBLicOs

Los comentarios están cerrados.