Directora del Junji instala virgen en acceso de oficinas centrales

Nota freak:

 Nueva directora de Junta Nacional de Jardines Infantiles no llegó sola al cargo: arribó con estatua de una Virgen que la instaló a la entrada del edificio central de la institución.“Nos hizo recordar la dictadura cuando nos obligaron a poner rosarios y crucifijos”, se quejan funcionarias

Fecha de publicación: 18-07-2010

Ximena Ossandón, no llegó sola a la dirección de la Junta Nacional de Jardines Infantiles (Junji). Una estatua de más de un metro de la Virgen María con el niño Jesús en brazos la acompaña desde que asumió el puesto en mayo. Y fue puesta en el acceso de estas oficinas centrales en la comuna de Providencia, en la calle Marchant Pereira, donde cualquier hijo de vecino puede ver esta imagen.

Ossandón es casada, tiene nueve hijos y milita en RN, al igual que su hermano Manuel José, alcalde de Punte Alto.

Además, es una férrea seguidora del Opus Dei. Parte de su equipo de trabajo profesa la religión católica, como su asesor Hernán Ortiz y el jefe de gabinete Carlos Rubilar, según informa The Clinic.

Una estatua puede no significar una gran cosa, pero resulta particularmente extraño que una autoridad llegue a una repartición pública de la mano de una figura religiosa. Más aún cuando el Estado y la Iglesia Católica se separaron en 1925.
Según The Clinic -que descubrió la freak noticia- la directora de Junji, señaló que venía a imponer un nuevo sello en la institución. “Puso la virgen porque durante la Concertación venían a concientizar y que ella iba a hacer una Junji con valores”, señaló una funcionaria.
A los funcionarios les molesta, que la ex Concejala de RN de Las Condes, haya creído que su arribo al cargo de directora de la Junji, es “casi como un acto de fe”.

“Nos acordamos de la dictadura”

Dina Olguín, encargada de la Protección de Derechos Laborales de la Asociación Nacional de Funcionarios de la Junta Nacional de Jardines Infantiles (Ajunji), sostuvo a Cambio21 que la figura de yeso “es una particularidad de la nueva autoridad que está lejos de la cotidianidad de la entidad”.

“Cuando llegó la nueva directora nos dijo que en la nueva administración se iban a enseñar nuevos valores. Definitivamente (Ossandón) desconoce la realidad”, afirmó.

Según la dirigenta, el Estado es laico por ende no se hacen clases de religión en ningún establecimiento de la Junji, “sólo se les enseña valores como el respeto, el amor y la solidaridad”. Para Olguín la estatua de la Virgen María le rememoró “los tiempos de la dictadura donde nos obligaban a poner rosarios y crucifijos en las salas de clases”.

Posibles despidos

Las desvinculaciones en el sector público ha sido la tónica desde que asumió el gobierno de Sebastián Piñera. Ya se habla de cinco mil despidos. No obstante, la Junji sería de las pocas entidades donde hasta el momento sus funcionarios se han mantenido en sus puesto de trabajo.

De acuerdo lo expresado por Olguín, sólo han sido despedidos cinco funcionarios quienes se desempeñaban en las direcciones regionales y que fueron elegidos por la Alta Dirección Pública.

“Creemos que en noviembre podrían venir los despidos en la Junji, porque ese mes es cuando vencen los contratos de muchos trabajadores. Hasta el momento la directora está conociendo la realidad de su trabajo”.

Mientras tanto aseguran que están colaborando con la nueva administración a fin de que sepan las reales necesidades de los párvulos en el país que llegan al millón, pero la Junji sólo atiende a 250 mil. Actualmente en la entidad trabajan cerca de 12 mil funcionarios a nivel nacional.

 

Extraído desde http://www.cambio21.cl/noticia.php?noticia_id=20864&categoria_id=61

Deja un comentario

Archivado bajo Estado de $hiLe

Los comentarios están cerrados.