EL CAPITALISMO ES LA ENFERMEDAD, Patagonia sin represas

 

 
WALLMAPU CHILE SIN CAPITALISMO !!!

EL CAPITALISMO ES LA ENFERMEDAD

El Norte Chileno es saqueado en sus recursos mineros por empresas transnacionales que no dejan un peso a disposición de los chilenos. Apenas DOS de los cientos de empresas mineras extranjeras que operan en Chile, pagan impuestos ante el Estado.

Miles de millones de dólares desaparecen, año tras año, desde nuestro patrimonio y dejan de estar disponibles para todas nuestras necesidades presentes y futuras de educación, salud, transporte público y viviendas decentes.

Mientras más nos roban las mineras extranjeras, más “desarrollados” somos y más “crecemos” económicamente, según los papagayos de los medios de comunicación masiva, que repiten las mentiras oficiales porque para eso les pagan: PARA MENTIR.

Para que nos sigan “cogoteando” y para que sigan bajo amenaza los Pueblos Originarios y la flora y fauna nortinas (cuya agua es consumida o contaminada por las mineras transnacionales) se instalan a lo largo de Chile las termoeléctricas, las “centrales de paso” y se quieren construir las represas del proyecto HIDROAYSÉN en la Patagonia. La “necesidad energética del país”, con la que se justifican estos proyectos, es la NECESIDAD DE LAS EMPRESAS TRANSNACIONALES PARA MANTENER EL SAQUEO A LA MINERÍA EN EL NORTE DEL PAÍS.

De eso se trata: así como usted no recibe ni un dólar por el saqueo a la minería en el Norte chileno, tampoco recibirá NI UN KILOWATT de la electricidad generada en la Patagonia destruida, tal como les ha ocurrido a las comunidades mapuche-pewenche del destruido Alto Bío Bío, con sus represas Ralco y Pangue. Toda esa energía se transforma en mayor explotación minera.

El “desarrollo” que cacarean los defensores de HIDROAYSÉN…es el del saqueo minero… El “crecimiento” que defienden…es el de las fortunas de los dueños de las empresas mineras, que también son dueños de los Alcaldes, Diputados, Senadores, Presidentes y Presidentas de la República que defienden esta destrucción en la Patagonia.

Oponerse a las represas de HIDROAYSÉN en la Patagonia Chilena, es oponerse a que lo sigan cogoteando legalmente, como sólo lo puede tolerar un Estado Capitalista como el que tenemos.

Porque debe tenerlo claro:

HIDROAYSÉN es sólo el síntoma… EL CAPITALISMO es la enfermedad….

PATAGONIA SIN REPRESAS, Carajo !!!
WALLMAPU CHILE SIN CAPITALISMO !!!

Deja un comentario

Archivado bajo MedioAmbiente

Los comentarios están cerrados.