Archivo diario: 18 octubre, 2010

Cuestionan efectividad de plan de mejoramiento carcelario impulsado por el Gobierno

Lunes 18 

 Octubre

 2010 

 

                                                                       Fuente: radio universidad de chile

 

Proyecto debe estar implementado esta semana

Ninoska Leiva

Luego de una revisión de las falencias que presenta el sistema penitenciario chileno, el ministro de Justicia, Felipe Bulnes presentó un “Plan de Eficiencia” carcelario que, entre otras cosas, establece la entrega de una litera, una frazada y un colchón individual para cada reo. Sin embargo, quienes viven la realidad carcelaria advierten que estas medidas son “insuficientes” y que distan mucho de mejorar realmente las condiciones “infrahumanas” que distintos organismos han detectado en los penales del país.

Tres meses fue el plazo que dio el Presidente Sebastián Piñera al ministro de Justicia Felipe Bulnes, para concretar un proyecto que ayude a mejorar las falencias que presenta el actual sistema penitenciario que, según indicó el propio secretario de Estado, presenta índices de hasta un 70 por ciento de hacinamiento.

En ese contexto, Bulnes se reunió con el director de Gendarmería, Luis Masferrer, para analizar el denominado “Plan de Eficiencia” que, entre otras cosas, establece que todos los internos deben tener las condiciones mínimas para subsistir como una litera, una frazada y un colchón al interior de sus celdas.

Sin embargo, desde diversos sectores señalan que la realidad de las cárceles chilenas es tan compleja que este tipo de medidas no constituyen un avance significativo para mejorar la calidad de vida de los presos.

En este sentido, el ex reo, Alfonso Muñoz, indicó que la falta de espacio que existe al interior de los penales debido a la gran cantidad de población carcelaria impide que estas propuestas puedan llegar a buen puerto.

“Se dice que va a haber una litera para cada interno, pero no caben.  Por ejemplo, la cárcel de Puente Alto considera unosa 600 reos, pero hay más de 2000, mientras que un baño para diez personas hay que compartirlo con cien”, denunció Muñoz.

El ministro de Justicia, en tanto, aseguró que con este plan el Gobierno  está  “atendiendo una realidad  invisible que incide directamente en la vida de los reclusos” y llamó a la ciudadanía  a entender que de esta forma “también se combate la delincuencia”.

Y aunque efectivamente se comenzó con la distribución de los implementos para dormir en algunos penales estos insumos se mantienen en las oficinas, pues no pueden ser ingresados a las celdas por el alto nivel de hacinamiento.

Todos problemas que según Gendarmería se explican por la exclusión del gremio en la toma de decisiones. Boris Hernández, secretario general de la Asociación de Funcionarios de Gendarmería advirtió que “las medidas que propuso el Ejecutivo no solucionan en nada la crisis carcelaria” y agregó que “se pueden valorar las intenciones, pero que éstas deben  traducirse en hechos concretos”

“Lamentablemente, la división nacional de Gendarmería no incluyó a los en la formulación de estas políticas de mejoramiento carcelario y se puso a determinar situaciones que no se pudieron llevar a cabo”, dijo Hernández.

Por su parte, la directora del Programa de Seguridad y Ciudadanía, Lucía Dammert, insistió en que lo más importante es no perder de vista las razones de fondo por las que Chile tiene estos altos porcentajes de  hacinamiento.

“Parte de lo que está tratando de hacer el Gobierno en términos de la habitabilidad en las cárceles es un esfuerzo que requiere mucho más de 90 días. Tal vez el problema no sean las iniciativas, sino el rango de tiempo que se les ha dado para tratar de implementarlas. Evidentemente, hay que pensar en las razones por las que hay tan gente presa, que reincide y los niveles de hacinamiento y de vulneración de los derechos al interior de los recintos penitenciarios. Una litera y una frazada es un avance, pero evidentemente no soluciona el problema”, sentenció Dammert

Otras de las medidas anunciadas por La Moneda en el marco de este plan se relacionaba con el aumento de las horas de “desencierro” de los reos y con la masificación del uso del brazalete electrónico. Además se pretende impulsar fuertemente el traslado de condenados extranjeros, para que éstos cumplieran las penas en sus países de origen.

Extraído desde : http://radio.uchile.cl/noticias/87180/

Deja un comentario

Archivado bajo Estado de $hiLe

Presentan modificaciones para recalificar delitos y condenas de presos mapuche de la Araucanía

Domingo 17
 Octubre
 2010
 
 
                                                                                        Fuente: Radio BÍOBío Temuco
 

Considerables rebajas ante eventuales juicios condenatorios genera el gobierno para los comuneros mapuches que han participado en atentados en la Araucanía luego de la recalificación solicitada por el ejecutivo, donde se elimina la condición de terroristas a estos hechos.

El abogado Alexander Schneider, en representación de la Intendencia de la
Araucanía y la Gobernación de Cautín, presentó ante el Juzgado de Garantía de Lautaro las modificaciones a las calificaciones jurídicas y las penas solicitadas, que da cuenta la adhesión a la acusación del fiscal por parte del gobierno como querellantes.

Estas modificaciones tienen por objeto excluir la calificación de terroristas que alcanza a los imputados Mauricio Huaiquilao y Luis Tralcal.

La intendencia de la Araucanía pedía para Huaiquilao Huaiquilao 10 años y un día de cárcel por el delito de incendio terrorista, que con la modificación a incendio común le queda en 5 años y un día de presidio ante eventual juicio condenatorio.

Miguel Mellado, gobernador de la provincia de Cautín, dijo que el gobierno está cumpliendo con la palabra empeñada para terminar con la huelga de hambre de los mapuche.

Asimismo el gobierno pide modificar su petición de 4 años de cárcel solicitada para Luis Tralcal y Mauricio Huaiquilao por el delito de amenaza de carácter terrorista, invocando la de amenazas condicionales de un mal constitutivo de delito, por el que pide 61 días de privación de libertad.

Ante la molestia que generó en los gremios de la Araucanía esta posición del ejecutivo, el gobernador Miguel Mellado dijo que dicha agrupación empresarial debe entender la contingencia.

Este lunes se reanuda en el Juzgado de Garantía de Lautaro la preparación de juicio oral en que una docena de comuneros mapuche deben enfrentar las acusaciones donde el Ministerio Público seguirá invocando la ley que castiga conductas de tipo terrorista.

Extraído desde: http://www.radiobiobio.cl/2010/10/17/presentan-modificaciones-para-recalificar-delitos-y-condenas-de-presos-mapuche-de-la-araucania/

Deja un comentario

Archivado bajo Conflicto del Estado Chileno contra el Pueblo Mapuche

Foro reflexión y discusión uct temuco

Exponen:
Jaime Madariaga ( Abogado)
Jose Alwyn (Observatotio ciudadano)

Deja un comentario

Archivado bajo Estado de $hiLe

¡Ahora es cuando! carta de Juan Aliste Vega

 

Juan Aliste Vega (Jueves 7 de octubre de 2010)

 

Ver: Jueves 23 de septiembre de 2010:

Carta a los proletarios se les persigue hasta el otro lado de la kordillera / ¿Tikitiki o taka taka?

Jueves 22 de julio de 2010: Expulsan a Juan Aliste Vega luego de su captura en Argentina

Ahora es cuando!. Carta del compañero Juan Aliste Vega

Sin titubear y dejando de lado el vilipendiado y manoseado tema de los mineros atrapados. No puedo negarles un trozo de realidad a mis hijas. Mientras siga existiendo la calcinación de la historia y solo inunde nuestros ojos aquella permitida, fragmentada, encapsulada en informes, comisiones; cual mosaico descolorido plasmado en relatos blanco y negro de hechos, realidades de un ayer más que maduro que transita entre los 35 a 40 años. Fueron, son muertos, torturados, desaparecidos, vienen en presente y, aquí está la bronca, vienen en un papel membrete, en un monumento artístico, en un dato duro de estadística numérica de torturados, desaparecidos, vienen en blanco y negro; aquí está la trampa lo carajo veterano del poder que nos nubla con la mediocre pero efectiva formula de las migajas traducidas en: la justicia en la medida de lo posible, transición, reparación, votaciones, becas, indemnizaciones y hasta uno que otro puesto dentro de la súper estructura del poder (alcalde, senador, diputado) trastocando así la sinfonía fina de nuestra memoria popular; hasta sábados gigantes parece entretenido.

Esta vez la ventaja de espejos si bien vienen de la misma mano dominante de clase es 2.0, recargado, en las directrices de una modernidad supuesta cuyos impulsos van directo al sistema nervioso central (inhibiendo hasta el sonido de las tripas).

Enajenación, consumismo, sálvate solo, cuida la pega, individualismo, son algunas de las tonadas presentes, se suma el invento magistral del discurso de poder que señala resaltando igualdades y felicidad ficticia. Resultado: migajas de un todo de vida donde la memoria se limita, en otros se vende, extirpa o resetea.

Así es imposible una lectura, un análisis, una reflexión del presente, si por nuestras venas circulan solo trocitos de oxigeno de historia. Pese a todo y toda la maquinaria del poder, ésta se niega a vivir solo de migajas, grita rebelde su renacer, huya con rostro subversivo combatimos la dictadura y no doblegamos la lucha ante la administración concertacionista, legitimidad insurrecta, combatientes populares, repletos de memoria, responsables de ideas y consignas, vivimos, pensamos y seguimos haciendo en este presente de ricos y policías.

La rebeldía se mezcla con la bronka, los ricos más ricos, los pobres delincuentes y los que luchan terroristas, los pobres más pobres. Y si no es ahora! Cuándo, si hasta la naturaleza nos remece dejandonos la miseria de nuestras realidades de vida en pelotas, entre mediaguas desaparecidas y mineros sepultados vivos.

Todo pueblo pobre, trabajadores proletarios pero a su vez divididos, con miedo, fragmentados, mudos. La humillación, desigualdad e injusticia se palpan no solo bajo tierra donde la nula voz del sindicato, la organización de clase de terreno fértil al aparataje mediático de control gubernamental, con acciones, interpretación y opinión oficial. Los ricos toman la palabra aquí en la superficie, Piñera y su festín mediático, ministros, políticos y empresarios tienen el control –abajo sufriendo no hay empresarios, no hay ricos, no hay terratenientes, no hay políticos, no hay ingenieros ni magíster.

Somos enterrados vivos, sin casa, cesantes, presos, con hambre, con frío, en huelga de hambre, pobres. Somos una mayoría que de manera urgente tenemos q dejar atrás los miedos y posesionarnos fuera del discurso y show empresarial. Somos pueblo, recuperemos la ternura, canalicemos la entereza y dignidad, respiremos profundo y no limitemos la vida de aquellos q la dieron por una realidad, una sociedad justa en igualdad de condiciones.

Que no titubee la certeza ante la explotación, más que cantar una canción nacional y gritar CHI, exijamos a todo pulmón dignidad, tomemonos el derecho a ser nosotros, a dejar de sobrevivir para darle paso a la vida. Comencemos por una educación en igualdad de condiciones, por ser respetados, por unir nuestras ganas y broncas, por domesticar el miedo.

 Decir para organizar y recuperar la alegría, comencemos por levantar la voz popular: este es un gobierno de ricos empresarios que hacen un reality show de nuestras miserias –sigamos con voz firme- la bestial avaricia tiene sepultados vivos a 33 mineros, que deberían convocar a huelga nacional a todos sus pares, la misma avaricia aquí en la superficie tiene al pueblo calentándose con promesas, entre carpas y mediaguas. Obreros, jornales, campesinos, temporeras tratados con sonrisas de patrón y remunerados con migajas.

Todos, la mayoría encerrados en la superficie bajo un manto de dominación. Ahora es cuando, despertemos sin bajar la voz, somos pueblo pobre encerrado en la injusticia social esa real de niñxs de la calle, de pasta base matando vidas populares, de obreros de la contru tratados como esclavos, con papeles de campesinos y temporeras regados de veneno pesticida, de mapuche usurpado, asesinado, de marginados, cesantes sin techo y con una educación de mierda que perpetua el país de los ricos. Se prolonga el encierro, el hambre, la desigualdad –somos todos.

Sigamos con la voz escuchando la realidad y organizándonos para empezar a vivir dignos y felices.

Juan Aliste Vega Preso político Cárcel de Máxima Seguridad Santiago Chile

 

 

 

Fuente: http://www.hommodolars.org/web/spip.php?article3529

Deja un comentario

Archivado bajo CoMuniCaDos PúBLicOs

El provocador discurso de Nibaldo Mosciatti al recibir el Premio Embotelladora Andina 2010

 | 15 

 Octubre

 2010

Imprimir Con cada palabra que leía Nibaldo Mosciatti, el rostro de la ministra de la Secretaría General de Gobierno, Ena von Baer, se descomponía cada vez más. Lo mismo le pasó a Juan Claro, presidente del directorio de Embotelladora Andina que la acompañaba en la testera, y a los militares, empresarios y autoridades invitados. Era la 31ª versión de una ceremonia formal y protocolar, la entrega del Premio de Periodismo Embotelladora Andina 2010, donde el periodista de Radio Bío Bío era el invitado de honor, el galardonado por su trayectoria. Pero el protocolo se esfumó apenas comenzó su discurso. Desde un comienzo, Mosciatti disparó contra la Universidad Católica, la Iglesia, la dictadura, los militares y los periodistas al servicio de las relaciones públicas y el poder. A éstos últimos los retrató desde “un rincón un poco humillante, como esas casuchas para los perros guardianes, que te guarece de la lluvia pero que incuba pulgas y garrapatas, pero allí nunca falta el tacho con comida”. El calibre de sus palabras provocó que la ministra Von Baer, quien habló a continuación, se saliera de libreto para replicarlo.

Lea aquí el discurso completo de Nibaldo Mosciatti.

*** Como el orden de los factores SÍ altera el producto, este discurso comienza así: ¡Familia!, Constanza y retoños, amigas y amigos, queridos auditores, añorados lectores, circunstanciales televidentes, jurado del premio, embotelladora del premio (siempre hay que ser bien educado), autoridades varias y vagas; autoridades en la vaguedad. O sea, en la distancia. Amablemente. Este texto consta de tres partes. A saber: agradecimientos, reflexiones sobre el oficio y, finalmente, piloto para un espacio de radio de trasnoche. Vamos, pues…

1.- Agradecimientos:

 Quiero agradecer a mis maestros. A los que, primero, me enseñaron. Quiero agradecer a mis padres. El rigor de la Loli y la fantasía de Pocho.

La perseverancia y pasión de ambos. El aprendizaje de ver pasar el río, de plantar algunos árboles. El vivir la vida sin ambición por el dinero, ni ínfulas sociales. En este oficio de periodista quisiera haber heredado una pizca del talento, la sensibilidad y la rebeldía de mi padre. Sin esas cualidades, el periodismo se convierte en otra cosa: en una simple reproducción de discursos, en un engranaje más de las máquinas de los poderes y los poderosos, en esa cosa amorfa, triste, gelatinosa, y, a veces, ruin y malvada, que son las relaciones públicas o todo tipo de comunicación que está al servicio de unos pocos en detrimento de la mayoría anónima. Quiero agradecer, andando ya el camino, a algunos profesores. De mi colegio: Lamiral, Varela, Tolosa, Fierro, Boutigieg, Pilon, Biancard. La añoranza de ese espacio de libertad cuando la libertad escaseaba. Y de la Universidad… allí, en verdad, gracias a pocos.

Es más, si hablo largo terminaría a los garabatos y repudiando a muchos de esa Universidad Católica, la UC de aquella época, puta prístina de la dictadura, con sus sapos, sus silencios cómplices, sus injusticias mofletudamente bendecidas, bendecidas por sus monseñores y sus autoridades venenosas que no se arrugaban en tolerar, avalar y alentar la brutalidad para preservar el orden, que era un orden chiquitito, orden sólo de ellos.

 Doble mérito entonces para mis profesores de la Universidad a los que agradezco: Juan Domingo Marinello, Cacho Ortiz, Gustavo Martínez y los Óscares: Saavedra y el RIP González, lo que no es maldad, porque todos nos vamos a morir. Así es que RIP nomás. Y, en el oficio, más gracias. Gracias a algunos que me apuntalaron, mostrándome matices de dignidad: Salvador Schwartzmann, Jaime Moreno Laval, Mario Gómez López, Gabriela Tesmer. Los otros, los amigos que me enseñaron y que, por sobre todo, quiero: Andrés Braithwaite, el mejor editor de prensa escrita que haya conocido nunca; Pancho Mouat; los laberintos del pensamiento de Ajens; Pablo Azócar y el filo de su pluma; Rafael Otano y su erudición que te obliga a ubicarte donde siempre debe ubicarse un periodista, que es en la ignorancia; y Patricio Bañados, que me ha mostrado el valor de las convicciones y la decencia que debería imperar en este medio. Pero ustedes lo saben: NO impera.

En cuanto al premio mismo, gracias al premio, que permite esta convocatoria. Así veo a gente que quiero. Premio gracioso y gaseoso. Tan gracioso que creí que era pitanza. Premio de fantasía y bebestible, para mí, que me ufano de haberme criado bebiendo agua de un pozo alimentado por una napa subterránea que desciende al río Bío Bío desde la cordillera de Nahuelbuta. Agua pura.

Gracias, entonces, al jurado que me eligió. Gracias sinceras porque, por lo demás, no he postulado a premio alguno, lo que me indica que mi nombre les salió del corazón. O de la razón, lo que no sé si es mejor o peor, todavía. Y gracias a la empresa que da el premio. Premiar periodistas es labor samaritana. Mejor que el Hogar de Cristo o la Teletón, en la medida en que no se convoque, paradójicamente, a la prensa. Sugiero a la embotelladora que también se incluya, en galardones paralelos, a zapateros remendones, desmontadores de neumáticos en vulcanizaciones, panaderos, imprenteros, empastadores de libros, ebanistas y expertos en injertos de árboles frutales, para que se consolide la idea de que lo que se premia es el ejercicio de un oficio, el día a día de las letras, y no la ruma de certificados, con sus timbres y estampillas, ni la galería de cargos, ni, menos todavía, la trenza de contactos, pitutos, militancias, genuflexiones (para no usar imágenes obscenas) favores y deudas. Así debiera ser.

En suma, muchas gracias. Gracias por mí, pero también gracias por La Radio.

Este premio es, en gran parte, mayoritaria parte -seamos sinceros-, un premio a Radio Bío Bío. Un premio a un proyecto que nació en 1958, en Lota, con radio El Carbón. Un proyecto que mi padre no sólo ideó, parió, construyó, afianzó y encauzó, sino que es un proyecto que sigue siendo fiel –y esperamos no tropezar nunca en ello– a lo que mi padre quiso. Eso es lo que más se merece un premio: la idea de un medio de comunicación al servicio de la gente, sin cálculos, sin ideas de trampolín para lanzarse a otra piscina. Señoras y señoras, muchas gracias.

2.- Reflexiones sobre el oficio:

 Lo primero es que trataré de evitar, probablemente, sin éxito, el peligro de todo discurso, que es terminar pontificando. Imagínense: yo de pontífice.

Pondría mis condiciones eso sí: fin al celibato y, por supuesto, me negaría a usar esas polleras que usan los pontífices. Báculo sí usaría: más de alguno con que me cruzo merece un garrotazo, y los báculos papales y obispales, a veces pesados con tanto oro, deben ser buenísimos para tal efecto.

Bien, no nos desviemos, aunque el tema provoque curiosidad malsana. Entonces: evitar pontificar. Porque el periodismo debiera estar lo más lejos posible de los pontífices: los de las religiones, la política, los negocios, la banca, el capital, la revolución, la involución, las dietas, las verdades reveladas, las ideologías, la numerología y tantos etcéteras. O sea, lejos de las certezas.

El periodismo sólo se sostiene en su falta de certidumbres, en la duda permanente, en el escepticismo, en la incredulidad. Vivir poniendo en duda todo puede, es cierto, generar angustia. Pero si no se busca el poder, la certeza mayor que te da el poder y, por consiguiente, la posibilidad del abuso –porque eso es el poder: la posibilidad de abusar–; si no se busca esa certeza, se puede vivir de lo más bien.

 ¿Cómo vivir en el ejercicio de la duda?

Aventuro una respuesta: haciéndolo desde la sensibilidad. Sensibilidad para entender al otro. Hacer el ejercicio de despojarse de lo propio –las ideas, los odios, las fijaciones– para intentar reconocer, conocer, entender lo ajeno. Hay, al menos, dos periodismos.

Voy a dejar fuera a esa manga de serviles que, por opción (libero de culpa a los que no tuvieron alternativa), fueron útiles plumíferos de la dictadura. Siempre he sostenido que en dictadura, hacer periodismo es hacer oposición. Si yo pretendiera hacer periodismo en China, hoy, sería agente opositor (y qué bueno que el Premio Nobel de la Paz se haya otorgado a un disidente chino).

 Bueno, dejando de lado esto, repito que hay, al menos, dos periodismos: Uno, el que le habla a la gente, porque piensa en la gente y siente que está al servicio de ella.

Otro, el periodismo que le habla a los poderes, porque vive en ese rincón restringido y cálido –pero nunca gratis– que los poderes guardan a ese periodismo. Es un rincón un poco humillante, como esas casuchas para los perros guardianes, que te guarece de la lluvia pero que incuba pulgas y garrapatas, pero allí nunca falta el tacho con comida. Sabe mal, pero alimenta. Y, en general, engorda. Lo que entiendo por periodismo es lo primero: el periodismo es un ejercicio de antipoder.

Repartir, difundir, democratizar la información que, si es tenida en reserva por unos pocos, constituye poder. ¿No les suena acaso la figura de “uso de información privilegiada”? Mi convicción, entonces: lejos de los poderes, que el poder corrompe. Y a más poder o más dinero, más corrupción. De lo mucho que le debo a mis lecturas –en rigor no he hecho más que repetir cosas que he considerado inteligentes y por otros dichas–, le debo a Albert Camus la mejor definición de patriotismo.

Si la bandada de sujetos vociferantes que se dicen patriotas se aproximara a esa definición, algo de eso que se sueña como humanismo sería factible. Escribió Camus, a propósito de la resistencia francesa a la ocupación nazi: “Fue asombroso que muchos hombres que entraron en la resistencia no fueran patriotas de profesión. Pero el patriotismo, en primer lugar, no es una profesión. Es una manera de amar a la patria que consiste en no quererla injusta y en decírselo”.

Uno podría cambiar el término patria por humanidad y patriotismo por humanismo. Y uno podría considerar que ese ejercicio de humanismo es el buen periodismo. Para no subirse por el chorro, una advertencia: muchos periodistas estaban o están convencidos que el periodismo es la palanca o instrumento para generar un cambio social. Nica. O sea, no. Quienes piensan así exhiben, quizás sin darse cuenta, una arrogancia y un mesianismo temible. Allí no hay duda, ni cuestionamiento. Los cambios los hacen los pueblos, no el periodismo.

Tratemos –termino igual como empecé–, tratemos de no pontificar.

3.- Piloto para un espacio radial en el trasnoche. ¡Invito a que me acompañe (en saxo) Nano González! ¿Por qué te premian? ¿Porque ya eres suficientemente viejo? ¿Por qué ya lo que dices son puras boludeces y tus dichos perdieron filo, agudeza, desparpajo, y te repites como un viejo gagá que no dice nada nuevo ni nada que escandalice? ¿Por eso te premian, porque la lengua te la comieron los ratones?

O, mejor dicho, ¿porque tu lengua se pudrió, de desprendió, añeja, agria, inútil? Sobrevuelas un pedazo de tierra, hermoso por lo demás (bueno, hermoso en lo que va quedando de hermoso, porque lo otro ya lo arrasaron) y te dicen: mira, esa es tu Patria. ¿Qué es eso? ¿Una Patria, La Patria, tu Patria? ¿Para despedazarla y repartirla? ¿Para prohibirla, censurarla, amordazarla? Será mejor, entonces, no tener Patria, y ahorrarnos uniformes, paradas militares, desfiles, aniversarios, profesionales ociosos de la guerra.

No, no, no; mejor así: que los militares sigan siendo ociosos y que no ejerzan su trabajo. Digo: no a la guerra. Y agrego: mar para Bolivia, y con soberanía. En cada uno de nosotros habita ese lobo que ve a los otros como ovejas, y quiere devorárselas. Pero no nos engañemos, los lobos son los lobos de siempre. Se les reconoce por el hedor que van dejando sus meados.

No trates de domesticar al lobo. Sácale lustre, aliméntalo con carne cruda y no lo retengas cuando llegue la hora de las dentelladas. ¿Se acuerdan de ese coro, auténtico, maravilloso, porque ponía en duda el orden que es, como todo orden, en el fondo, una prisión? El coro decía: ¡va a quedar la cagada, va a quedar la cagada, va a quedar la cagada…! Nosotros, asesinos.

 Esa cualidad última es la que se promueve. No veas al otro como un socio, olvídate del concepto de prójimo (salvo cuando vayas a ese teatro vacío que se llama iglesia). Gánate un espacio, desplazando a otro.

Es una lógica asesina. Bienvenidos al carrusel de los depredadores.

 Nuestro futuro está escrito: feliz regreso al canibalismo. ¿Dónde están los que no están? Bueno, yo lo sé, porque así lo siento: en ningún lado, por algo no están. Chau, listo, se acabó… Pero están. En nuestros recuerdos, en la memoria. Me gustaría que estuviera aquí Galo Gómez. Galo Gómez hijo. Romántico y pendenciero, pero tan buen tipo que sus peleas eran pura bondad. Galito, ¿te mataste o te mataron? No, parece que fue la borrachera y el exceso de velocidad. Te mataste, entonces. Te echo de menos. Luciérnagas en la noche. Bajo los boldos, vuelan encantadas las luciérnagas de mi niñez y juventud. No las vi por años, casi décadas, hasta que una noche reaparecieron. Allí, en la orilla del Bío Bío. ¡Luciérnagas en la noche de nuevo!

Como un mensaje que dijera: no todo está perdido, no todo es derrumbe. La sobrevivencia de las luciérnagas como metáfora de la supervivencia de lo hermoso, de los sueños, de que sigan existiendo luciérnagas para los futuros niños.

Y sí… Quisiera volver a ser un niño. Vivir, aunque sin saber, que todas las posibilidades del mundo están abiertas y disponibles para mí. Eso es la niñez: la infinitud de rumbos, la ausencia, por el momento, de condicionamientos, directrices, guías.

 El primer día de colegio es el primer navajazo a esa infinitud. Quisiera volver a ser un niño, antes del colegio. Niño, niño. Puro horizonte, posibilidades infinitas. Quisiera ser niño. ¡Y sin premio! Muchas gracias.

Publicado en : http://ciperchile.cl/2010/10/15/el-provocador-discurso-de-nibaldo-mosciatti-al-recibir-el-premio-de-periodismo-embotelladora-andina-2010/

Deja un comentario

Archivado bajo Estado de $hiLe