Williches de Chiloé reclaman contra salmonera multinacional Marine Harvest

25

Octubre

2010

Fuente http://mapuexpress.net

 

En Chiloé, comunidad costera williche reclamó a la autoridad naval para que vele por el respeto de los derechos consuetudinarios y el Convenio 169 de la OIT.  A continuación reproducimos la carta del Lonco Hernán Barría de la Comunidad Indígena Punta Chilen de Ancud. En donde exige al Estado de Chile que sean respetados los derechos consuetudinarios de sus hermanos, frente al conflicto con la salmonera Marine Harvest.  

Williches de Chiloé reclaman contra salmonera multinacional Marine Harvest

Fuente: http://www.ecoceanos.cl/index.php?option=com_content&task=view&id=10749

La comunidad indígena de Punta Chilen de Ancud, reclamó esta semana al Capitán de Puerto Local, que la multinacional noruega Marine Harvest, que cultiva salmones en el sur de Chile, estaría ocupando ilegalmente unos territorios costeros y que no se estaría respetando el derecho Consuetudinario, ni menos el Convenio 169 de la OIT. La comunidad local además muestró su rechazo además a la entrega de concesiones acuícolas a empresas y particulares sin el consentimiento de los Mapuche.

Asi lo comunicó el Lonko, Hernán Barría, que mediante una carta afirmó que “no se ha generado ningún sistema de consulta formal a los habitantes williche del territorio ni menos a mí como Lonko, respecto a la instalación de la rampa de embarco y desembarco, por parte de Marine Harvest”.

La carta denuncia que Marine Harvest “nos es primera vez que ha tenido problemas de índole similar, sino que el año pasado ya fue demandada por los hermanos de la Comunidad Williche de Coñimó Lamekura, por no haber respetado los derechos indígenas de ese territorio y donde tuvieron que apelar a instancias de derechos internacionales para que el Estado haga respetar los derechos ancestrales de los comuneros”.

La comunidad denuncia que ven atrpellados sus derechos “por la instalación del consorcio internacional Marine Harvest. Y que este impacto “no sólo es por la contaminación ambiental, sino que también hay daños a “lugares sagrados” como son “los corrales de pesca”.

A continuación reproducimos la carta del Lonco Hernán Barría de la Comunidad Indígena Punta Chilen de Ancud. En donde exige al Estado de Chile que sean respetados los derechos consuetudinarios de sus hermanos, frente al conflicto con la salmonera Marine Harvest.

Punta Chilen, octubre 13 de 2010

Señor Eric Paez Donoso

Capitán de Puerto

Ancud

Estimado señor:

Es de conocimiento de ambas partes el Conflicto en que se encuentra nuestra comunidad y el consorcio internacional Marine Harvest, provocado por la usurpación de derecho territorial indígena (manifestado en la construcción de rampa de forma arbitraría)

Por ello me veo en la obligación de exponer lo siguiente:

1. Nosotros las familias indígenas del territorio apelamos a las Instituciones del Estado que respeten nuestros derechos ancestrales, del uso que le hemos dado a través de nuestra historia al borde costero, como el uso consuetudinario, espiritual y cultural. Estos hoy lo vemos atropellados por la instalación del consorcio internacional Marine Harvest, el atropello que estamos sufriendo no solo es por la contaminación ambiental, sino que todo lo que se refiere a nuestra vida cultural como familias indígenas y ni indígenas que hemos habitados siempre en nuestra comunidad, generando impactos en el entorno a nuestros lugares sagrados como es patrimonio histórico de nuestros corrales de pesca y los demás patrimonios de nuestra biodiversidad que hoy están en peligro y por tanto hace que nosotros perdamos el equilibrio de nuestro mundo cultural williche.

2. Por otro lado no se ha generado ningún sistema de consulta formal a los habitantes williche del territorio ni menos a mí como Lonko, respecto a la instalación de la rampa de embarco y desembarco, por parte de Marine Harvest. Esto está establecido por la Ley Indígena 19.253 y el Convenio 169 de la Organización Internacional del Trabajo OIT, que es ley de la república desde el 15 de septiembre del 2008. Por tanto no se han respetado nuestros derechos y el Estado está violando en este momento todas estas normativas legales.

3. Por eso exigimos que las autoridades competentes hagan valer y respetar estos derechos que nos corresponden como pueblo originario y que genere las condiciones adecuadas para que este conflicto que tenemos con el consorcio internacional Marine Harvest se solucione sin consecuencias mayores donde podamos salir perjudicados.

4. También queremos hacer notar que esta empresa internacional nos es primera vez que ha tenido problemas de índole similar, sino que el año pasado ya fue demandada por los hermanos de la Comunidad Williche de Coñimó Lamekura, por no haber respetado los derechos indígenas de ese territorio y donde tuvieron que apelar a instancias de derechos internacionales para que el Estado haga respetar los derechos ancestrales de los comuneros, que no permitieron que se les despoje de sus recursos naturales que extraen para autoconsumo y venta menor. Además también queremos poner en conocimiento que la Conadi tiene un catastro de todas las demandas territoriales de borde costero que han venido realizando hace años las comunidades Williche organizadas de la comuna de Ancud, donde a través de diversos estudios y documentos se han señalado claramente los atropellos que se han generado por la entrega arbitraria de concesiones marítimas que se le ha entregado a las salmoneras y particulares, sin que a nosotros se nos haya escuchado ni tomado en cuenta como los estipulan las leyes vigentes.

Firma:

Hernán Barría Águila

Lonko de la Comunidad Indígena Punta Chilen

Distribución:

• Conadi.

• Oficina de Asuntos Indígenas de Ancud.

• Gobernación Provincial.

• Subsecretaria de Pesca Valparaíso.

• Servicio Nacional de Pesca Ancud.

• Municipalidad de Ancud.

• Intendencia.

• Oficina OIT en Chile.

• Comunidad Indígena Punta Chilen.

 

 

Publicado en http://www.mapuexpress.net/?act=news&id=6181

Deja un comentario

Archivado bajo CoMuniCaDos PúBLicOs

Los comentarios están cerrados.