Columna de opinión “¿viva chile mierda o chile mierda viva?”

COLUMNA DE OPINIÓN

 

Encuentro Nacional de Empresarios:

“¿VIVA CHILE MIERDA O CHILE MIERDA VIVA?”

Escrito por M.PM

 

 

 

 

El presente martes 23 de noviembre, en el Centro de Eventos “Casa Piedra” de Santiago se lleva a cabo  el Encuentro Nacional de empresarios ENADE  2010 titulado “Viva Chile mierda”.

 

Ahí, más de un millar de empresarios, ministros, políticos, economistas y hasta don francisco, -que vendría siendo empresario político animador y economista, entre otros…- es decir, la elite de la elite del sector público y privado (los dueños del país) hicieron presencia para discutir temas de negocios: negocios y estado, negocios y gobierno, negocios y leyes, negocios y políticas, negocios y medioambiente, negocios y personas. A fin de cuenta, negocios.

 

“Superar la pobreza el 2014 y alcanzar el desarrollo del país el 2018 son las metas del gobierno”.   Pobreza y desarrollo parecen ser, en este tipo de encuentros los antagónicos de siempre, temas de urgencia que seguramente no dejan a dormir a los empresarios “preocupados por el futuro de chile”.

 

Discutieron ( o más bien expusieron)  proyectos de ley para uniformar los gobiernos corporativos de las empresas públicas, de medidas para aumentar la inversión,  de crecimiento, de empleo , inflación, políticas  del actual gobierno, democracia, pobreza , desarrollo…todo a favor, como  siempre , de ellos mismos, los responsables de la miseria en que nos desenvolvemos día a día.

Estos caballeros tienen al parecer  “recetas” para todo, deben de estar cocinando algo que seguramente, solo ellos comerán. En nombre de la pobreza, se hacen cada día más ricos y menos responsables. El presidente de la Cámara Nacional de Comercio, Carlos Jorquera, sostuvo que la receta para llegar a ser un país desarrollado es terminar con la excesiva regulación estatal: “Que dejen trabajar a las empresas, que las regulen lo menos posible, para que podamos trabajar en cualquier día de la semana y porque vamos a contratar más personas, porque todavía hay una extrema pobreza preocupante”, señaló.

Piñera indicó que “ los principales pilares para el desarrollo del país serán la democracia estable y la lucha contra la pobreza”, acentuando su discurso en los esfuerzos por desarrollar el capital humano, el emprendimiento, la innovación, el fomentar la ciencia y la tecnología, generar la modernización del Estado y mayores oportunidades para las personas… tal y como en su campaña electoral o en sus múltiples discursos a lo largo del país, nada nuevo.

Aseguró además que el próximo  año será EL año de las reformas estructurales ” que cambiarán la educación, la salud, para  preocuparse más por la modernización del Estado y la Seguridad Ciudadana”. (Escríbase Seguridad Ciudadana con S y C mayúscula, por supuesto, ciudadano, con minúscula).

Nos espera un largo y difícil camino de reformas, reformas y más reformas.

El ministro de Planificación,  Felipe Kast por su parte, delineó “los principales aspectos de la política social del gobierno y las falencias que a su juicio han impedido avanzar más rápido en la lucha contra la superación de la pobreza”. Aquí, nuevamente, superación de pobreza.

El ministro de Hacienda Felipe Larraín hizo un llamado a los empresarios a participar del proyecto de gobierno y apoyarlos potenciando la creación de empleo.

En ese contexto, el secretario de estado citó la diversidad de programas sociales sin una dirección superior clara, los problemas de focalización y medición de la pobreza, la carencia de suficientes empleos y el hecho de no escuchar a las organizaciones sociales a la hora de hacer política social.

De esto, el último punto es, a ciencia cierta, una de las grandes verdades. Las organizaciones sociales y sus demandas no fueron ni están siendo escuchadas, siquiera consideradas a la hora de hacer política.

Todo tipo de organizaciones sociales, políticas, sindicales, estudiantiles, medioambientales, culturales y tantas otras no están siendo escuchadas, lo que no es, en absoluto, algo nuevo.

Los intereses empresariales son contrarios a los intereses de las organizaciones sociales. ¿por qué habrían de escucharnos si son ellos los que generan en sus inicios la gran parte – si no es todas- las desigualdades existentes ?

Y así,  los principales afectados no somos tan solo nosotros si no también nuestro entorno, la naturaleza misma.

Ejemplo de esto son las declaraciones de Rafael Guillisasti, presidente saliente de la Confederación de la Producción y el Comercio, CPC, y uno de los conferencistas de la Enade de este año que expresó tajantemente  “la urgencia número uno es dar luz verde a los proyectos hidroeléctricos, que se materialicen dichas inversiones” indicando que HidroAysén es prioritario.

 

El megaproyecto de HidroAysén de Endesa y Colbún  viola  acuerdos internacionales,  impacta y vulnera el derecho humano al agua, vulnera el derecho constitucional a la igualdad de trato en materia económica que afectaría gravemente más de 24 áreas protegidas entre tantos otros puntos, aun así , y a pesar de esto, no les interesa.

 

Aquí, en estos encuentros,  estamos en juego, lamentablemente, nosotros, todos nosotros.

 

En uno de sus tantos textos, Maquiavelo  señala “ Los hombres son tan simples, y se someten hasta tal punto a las necesidades presentes, que quien engaña encontrará siempre quien se deje engañar”.

 

Y ante esto, me pregunto  si somos realmente engañados, o es que  nos dejamos, como siempre engañar. Opto, esta vez, por la segunda alternativa.

 

P.d: (por su complejidad, el actor  de indigente significa  una columna entera).

Deja un comentario

Archivado bajo Estado de $hiLe

Los comentarios están cerrados.