Rapa Nui: “Fue una masacre”

4 dic

2010

 

 

                                         Fuente: Mapuexpress.net


Con un saldo de más de treinta heridos terminó el operativo policial que culminó con el desalojó de la familia Tuko Tuki del terreno que ocupaba en el centro cívico de la ciudad. / Las acciones comenzaron a las 6 de la mañana, cuando los ocupantes dormían. Sin mediar provocación, unos 40 policías -que llegaron al lugar- dispararon

Rapa Nui: “Fue una masacre”

Prensa Pueblo Rapa Nui, 4 de diciembre de 2010

 

Hanga Roa, 4 de diciembre.- Con un saldo de más de treinta heridos terminó el operativo policial que culminó con el desalojó de la familia Tuko Tuki del terreno que ocupaba en el centro cívico de la ciudad.

Las acciones comenzaron a las 6 de la mañana, cuando los ocupantes dormían. Sin mediar provocación, unos 40 policías -que llegaron al lugar- dispararon un balazo a Gaspar Tepihe quien resultó severamente herido en un pie.

Con golpes de fusil redujeron a Ricardo Hito, al que dejaron severamente lesionado. Lo propio hicieron con Roberto Ika Pakarati, con quien fueron particularmente violentos. También detuvieron a Verena Ika Pakarati y Margarita Pakarati Tuki sobre las que pesaba una orden judicial de alejarse del terreno en toma. Todos ellos fueron detenidos.

Luego de esto, numerosos rapanui se fueron congregando en torno a la propiedad desalojada, la que quedó siendo custodiada por unos 15 efectivos policiales. Cerca de las 8 de la mañana, unas 25 personas, premunidos de palos y piedras, intentaron recuperar el terreno, acción que fue repelida con disparos de balas y balines de acero. Allí se vivieron los peores momentos puesto que los carabineros de fuerzas especiales no sólo las emprendieron contra los que atacaban sino que contra un grupo de personas que se mantenía a una distancia prudente de los hechos. Fueron minutos de horror. “Algo nunca visto en la isla”, como dijo Ina Araki a Radio Bio Bio del Continente. Las balas y balines se esparcieron por todo el centro de Hanga Roa. Nuevos contingentes policiales se plegaron a la represión, mientras dos centenares de personas apostadas en la plaza de la Gobernación buscaban refugio. Pasado los primeros momentos, se pudo comprobar que había dos decenas de personas con diversas heridas en el cuerpo.

Los más graves: Ricardo Tepano y Leviante Araki, el presidente del Parlamento Rapa Nui. Tepano fue herido por un balín que le ingresó por un ojo. Araki fue reducido por cuatro policías que luego de balearlo a quemarropa, comenzaron a estrangularlo en el suelo no importando su investidura. Los policías no olvidaron un detalle: quemaron las banderas rapanui que allí se encontraban. Lo mismo habían hecho el 7 de septiembre cuando desalojaron momentáneamente el hotel Hanga Roa. Es muy probable que esta acción haya sido fruto de una orden del propio ministro del interior Rodrigo Hinzpeter puesto que los clanes rapanui habían denunciado este proceder ante la Comisión de DDHH de la Cámara de Diputados.

Ricardo Hito fue brutalmente torturado en la comisaría de Mataveri. Ni siquiera se le permitió recibir atención medica a pesar de sus graves heridas.

Pasado mediodía, las fotos difundidas por el equipo de Prensa Pueblo Rapa Nui daban claras muestras de la violencia inusitada con que había actuado Carabineros. Sin embargo, sin prueba alguna, el Intendente de Valparaíso Raúl Celis, expresaron a la prensa que había 17 carabineros heridos. A pesar de esto, algunos medios difundieron esto como si fuera un hecho. Hacían esto, a pesar dieron nombre de los 17 heridos ni mostraron fotos. Carabineros dio la versión que se le habían lanzado bombas molotov sin que hubiera testigos ni rastros de que ello hubiera ocurrido.

Celis dijo también que entre los pascuenses habría 3 heridos, ninguno de gravedad.

Casi 16 rapanui llegaron heridos al Hospital de la Isla. Otros tantos lesionados prefirieron no presentarse en el recinto hospitalario por temor a castigos. Cerca de las 20 horas, gran parte de los heridos comenzaron a ser dados de alta. La dirección de este recinto se negó a entregar los partes médicos señalándoles a los familiares que estos reportes sólo se los entregaría al Gobierno. Los cuatro heridos de mayor gravedad permanecieron hospitalizados, entre ellos Tepano y Araki.

A mediodía, mientras la Isla estaba altamente convulsionada, en el continente (Chile) se empezaba a saber por los medios la gravedad de lo ocurrido. Inmediatamente diversos actores políticos comenzaron a reaccionar. El senador Juan Pablo Letelier se dirigió a La Moneda donde conversó con el ministro Hinzpeter a quien le expresó su rechazo al accionar policial. El senador Alejandro Navarro emitió una declaración en la que criticó en duros términos lo acontecido en la Isla. Pidió al Gobierno que no criminalizara la causa rapanui y no militarizara la Isla de Pascua. Anticipó que esta represión iba a potenciar la demanda por autonomía en esta Isla.

Hugo Gutiérrez, presidente de la Comisión de Derechos Humanos de la Cámara de Diputados, comprometió su visita a la isla para el martes 7 de diciembre. Lo acompañaría el diputado Sergio Aguiló.

Edie Tuki Hito expresó en caliente sus impresiones de lo ocurrido: “Esto fue una masacre”. Asegura que hubo una violencia desproporcionada. Tuki Hito dice que con las acciones de este 3 de diciembre las relaciones entre Chile y Rapa Nui quedarán “irrecuperablemente dañadas”.

Edie, quien junto a una treintena de familiares permanece en el Hotel Hanga Roa, estima que el Gobierno de Chile “cometió un error de grandes dimensiones al maltratar de esta forma a nuestro pueblo”.

Cabe tener presente que en las últimas horas de la tarde de este 3 de diciembre dos aviones de la FACH aterrizaron en el Aeropuerto de Mataveri. Según diversas fuentes, venían en ellos más de un centenar de efectivos policiales premunidos de equipos antidisturbios y metralletas.

Esta situación, que pudo ser captada por numerosos testigos y observadores, no hizo más que aumentar el ambiente de angustia y tensión en la Isla.

Es evidente que el Estado de Chile ha decidido imponerse por la fuerza de las armas, y acabar de esta manera con la libre determinación del valeroso pueblo rapanui. Sólo una amplia solidaridad tanto en la Isla, en Chile como a nivel internacional podrá evitar que la masacre continúe.

Llena de esperanzas, en estos aciagos momentos, los miles de mensajes de solidaridad que hemos recibido en las últimas 24 horas provenientes de todo el mundo. Como nunca, notamos que la lucha de liberación de nuestro pueblo traspasa fronteras y genera lazos que serán fundamentales para zafarnos del estado opresor de Chile, que en vez de entregarnos afecto y comprensión, nos golpea con el látigo colonialista.

 

Extraído desde http://www.mapuexpress.net/?act=news&id=6295

 

Deja un comentario

Archivado bajo Estado de $hiLe

Los comentarios están cerrados.