Archivo diario: 25 diciembre, 2010

Deja un comentario

Archivado bajo Estado de $hiLe

Félix Guattari: Una refundación de las prácticas sociales 1

Fuente: Deleuze Filosofía (.blogspot.com)

Las rutinas de la vida cotidiana, la banalidad del mundo que nos representan los medios de comunicación, nos envuelven en una atmósfera tranquilizadora en la que, en realidad, nada parece tener consecuencias. Nos tapamos los ojos, nos prohibimos pensar en la turbulenta huida de nuestro tiempo, que proyecta hacia atrás, muy lejos y muy deprisa, nuestro pasado más familiar, borra unas maneras de ser y de vivir aún frescas en nuestra memoria y adhiere nuestro futuro a un horizonte opaco, cargado de nubarrones y de miasmas. Se busca a toda costa una tranquilidad a medida que todo ofrece cada vez menos seguridad. Los dos «Grandes» del pasado, que durante mucho tiempo se apoyaron el uno en el otro, se han visto desestabilizados por el hundimiento de uno de ellos. Los países de la ex URSS y los de Europa del Este se hunden en dramas sin aparente solución. Por su parte, Estados Unidos tampoco está a salvo de las violentas sacudidas de la civilización, como hemos podido ver recientemente en Los Angeles.
Los países del Tercer Mundo no logran salir del marasmo; Africa, sobre todo, está sumida en un atroz callejón sin salida. Los desastres ecológicos, el hambre, el paro, el resurgimiento del racismo y la xenofobia asedian, como otras tantas amenazas, este fin de milenio. Por otra parte, las ciencias y las tecnologías evolucionan a enorme velocidad, y ofrecen virtualmente al ser humano todas las claves necesarias para resolver sus problemas materiales. Pero la humanidad no consigue apropiárselas; permanece estupefacta, impotente ante los desafíos a los que se enfrenta. Asiste pasivamente al desarrollo de la polución del agua, del aire, a la destrucción de los bosques, a la perturbación de los climas, a la desaparición de multitud de especies vivas, al empobrecimiento del capital genético de la biosfera, a la degradación de los paisajes naturales, a la asfixia de sus ciudades y al abandono progresivo de valores culturales y de referencias morales relativas a la solidaridad y la fraternidad humanas… Parece como si la humanidad hubiera perdido la cabeza o, para ser más exactos, como si su cabeza hubiera dejado de funcionar de acuerdo con su cuerpo.
¿Cómo podría recuperar la brújula para orientarse dentro de una modernidad cuya complejidad la supera por todas partes?
Pensar la complejidad, renunciar, en particular, al enfoque reduccionista del cientifismo cuando se trata de poner en tela de juicio los propios prejuicios y los intereses a corto plazo: ésta es la perspectiva de entrada en una era que he calificado de post-media, pues todos los grandes trastornos contemporáneos, tanto si son de alcance negativo como positivo, en la actualidad son juzgados por el rasero de informaciones tamizadas por la industria mediática, que sólo contempla el aspecto anecdótico de las cosas y jamás problematiza los envites en juego en su verdadera amplitud.
Es cierto que resulta difícil conseguir que las personas salgan de sí mismas, que se distancien de sus preocupaciones inmediatas y reflexionen sobre el presente y el futuro del mundo. Para conseguirlo se echan en falta inicitaciones colectivas. La mayor parte de las instancias de comunicación, de reflexión y de concertación, han quedado disueltas en favor de un individualismo y de una soledad que muchas veces son sinónimo de angustia y de neurosis.
En este sentido, preconizo —bajo la tutela de una articulación inédita entre ecología medioambiental, ecología social y ecología mental— la invención de nuevos agenciamientos colectivos de enunciación, que atañen a la pareja, a la familia, a la escuela, al barrio, etc. El funcionamiento de los actuales medios de comunicación de masas, en especial de la televisión, van en contra de esta perspectiva.
El telespectador permanece pasivo ante la pantalla, prisionero de una relación casi hipnótica, separado del otro, exento de responsabilidad.

 

«Por una refundación de las prácticas sociales» fue publicado póstumamente por la revista Le Monde Diplomatique, octubre de 1992 (una traducción castellana apareció en la revista Ajoblanco, diciembre de 1992).
Fuente: Plan sobre el planeta Capitalismo mundial integrado y revoluciones moleculares
Félix Guattari Prólogo: Anne Querrien Edición y notas: Raúl Sánchez Cedillo
Traficantes de sueños, mapas
Extraído desde :

http://deleuzefilosofia.blogspot.com/2010/10/felix-guattari-una-refundacion-de-las_26.html

Más información en :

Deja un comentario

Archivado bajo Autores

 

Deja un comentario

Archivado bajo Estado de $hiLe

¿HASTA CUANDO?

23
dic. 2010


 

Fuente: Trinchera de la imagen


 

Entre gallos y medianoche diputados aprueban proyecto de ley que protege la SEGURIDAD NACIONAL y blinda a los funcionarios policiales. Una ley de este tipo, tendría legitimidad democrática, solo cuando al mismo tiempo estableciera altas sanciones a los abusos, torturas y delitos contra civiles cometidos por funcionarios policiales; los que como hemos visto en los últimos meses, son pan de cada día en nuestra realidad.


Sala despacha proyecto que refuerza protección legal a las policías.


Con el rechazo de un artículo que había quedado pendiente de votación el día anterior, la Sala de la Cámara de Diputados despachó a segundo trámite al Senado un proyecto del Ejecutivo que establece normas especiales sobre publicidad y reserva en aquellas causas que pasen de la justicia militar a la justicia ordinaria y refuerza las protecciones legales a los policías en el ejercicio de sus funciones.

La iniciativa legal (boletín 7217) despachada por la Cámara fue desglosada de un proyecto -pronto a convertirse en ley- que traspasa desde la jurisdicción militar a la justicia penal ordinaria aquellas causas que involucran a civiles, reforma que fue demandada en su momento por comuneros mapuches que realizaron una prolongada huelga de hambre.

Entre los delitos que se excluirán de la justicia militar hay algunos que inciden directamente en la actividad de las instituciones castrenses y por ello se busca establecer normas especiales para mantener la reserva en ciertos procedimientos judiciales a fin de que no se vea afectada la seguridad nacional, la soberanía del país y la integridad de su territorio.

Con tal propósito, este proyecto establece ciertas causales específicas de reserva o secreto que fundamentan las restricciones de información, conocimiento o publicidad en los procesos penales. Para ello, se regula el requerimiento de información de antecedentes secretos o reservados; la entrada y registro en recintos militares en que existan antecedentes reservados; la incautación de objetos, documentos y correspondencia; la restricción de la publicidad de la audiencia en el juicio oral, y la lectura o exhibición de documentos, objetos y otros medios, todo con el debido control judicial.

Junto con ello, se deroga el delito de desacato en el Código de Justicia Militar al suprimir el delito de ofensas a las autoridades militares y las policiales, por contravenir el derecho a la libertad de expresión.

Otro aspecto medular del proyecto es la reunión y actualización de las normas dispersas que protegen a los funcionarios de las policías en el ejercicio de sus funciones, consagrándose así por primera vez un Estatuto de Protección de las Policías. Este contempla la creación de nuevas figuras penales, facilita la persecución de los delitos en contra de los funcionarios policiales -dando el carácter de acción penal pública a la persecución de los delitos de injuria y calumnia en contra de los funcionarios policiales- y endurece el régimen de cumplimiento de penas para los autores de estos delitos.


Entre las disposiciones aprobadas, se establece que quien amenace a un miembro de las Fuerzas Armadas, conociendo la calidad de tal y en ejercicio de sus funciones, será castigado con penas de presidio de 541 días a 5 años.


Además, se introduce en el Código Penal un nuevo apartado sobre atentados a miembros de las Fuerzas Armadas y de las Fuerzas de Orden y Seguridad Pública o sus recintos y unidades. En él se establece un artículo 268 sexies que establece que quien mate a un militar o un policía en el ejercicio de sus funciones será castigado con pena de presidio mayor en su grado máximo a presidio perpetuo calificado.


También se señala que quienes hieran, golpeen o maltraten de obra a militares o policías, con resultado de lesiones leves a lesiones invalidantes, serán sancionados con penas que van desde presidio menor en grado mínimo a multa de 11 a 20 UTM a presidio mayor en grado medio, respectivamente.


Otro artículo precisa que quienes atenten contra un recinto o unidad policial por medio de explosivos, artefactos incendiarios, armas de fuego, elementos químicos, bacteriológicos, radioactivos, o cualquier otro medio contundente capaz de producir daños, será castigado con la pena de presidio menor en su grado máximo.

 


Igualmente, quienes usen o porten placa de servicio, tarjeta de identificación, uniforme, insignias o elementos corporativos de las policías, sean verdaderos o falsificados, para inducir a engaño o a la comisión de un delito, será castigado con la pena de reclusión menor en su grado mínimo a medio.


En la votación pendiente que se realizó hoy, la Cámara rechazó -con 51 votos a favor, 56 en contra y 3 abstenciones- la propuesta de incorporar al Código Penal un artículo que buscaba sancionar con multas de 6 a 12 UTM a quienes atacaran con violencia, sin ocasionar lesiones, o emplearan intimidación en contra de policías en el ejercicio de sus funciones.

El proyecto pasó a cumplir segundo trámite constitucional en el Senado.


*Publicado el 23 de diciembre del 2010 / Pagina Web de la Cámara de Diputados

 


http://trincheradelaimagen.blogspot.com/

Deja un comentario

Archivado bajo Estado de $hiLe

 

 

Llega Joaquín Lavin al Banco Chile a cambiar un cheque:

“Buenos días Señorita, me hace el favor de cambiarme este cheque?”

 

“Con mucho gusto señor, me permite su identificación?

 

“Señorita, no traigo identificación, pero soy Joaquín Lavin,  ministro de educación de Chile”.

 

-Si Sr. pero me debe mostrar una identificación, por Ej, su cédula de identidad.

 

“Srta, no traigo cédula, pero pregúntele a cualquiera, soy Joaquín Lavin, por favor!!

 

-“lo siento, Sr, pero son reglas del banco. Me debe Ud. enseñar su identificación”.

 

“Pues no traigo y me urge este cheque”

 

-“Mire Sr. lo que podemos hacer es lo siguiente: El otro día Ivan Zamorano vino con el mismo problema y para probar que era él, le sacaron un balón y metió varios goles de cabeza y así comprobó que era Bambam. También vino Martín Vargas y no trajo cédula, entonces se echó unos rounds con los cajeros y se noqueó a dos y así comprobó que era el gran Martin Vargas. Entonces Ud. puede hacer lo mismo. Haga algo para probar  que es Joaquín Lavín.

 

Lavín se queda pensando durante un buen rato y dice…

“Mmm, Caramba Srta, la verdad es que solo se me ocurren puras tonteras.”

 

-“perfecto Sr. Lavín!!!, ¿en qué billetes quiere cambiar el cheque?

Deja un comentario

Archivado bajo Estado de $hiLe